6 Pasos Fundamentales para Optimizar tu Rendimiento en un Partido de Tenis

March 4, 2019

El principal objetivo al competir es maximizar la efectividad en la cancha.  Comparto algunas acciones que se puede hacer para optimizar el rendimiento: 

 

1) Durante el calentamiento, enfócate en golpear de manera relajada y mira siempre la pelota, especialmente después de que rebote y hasta el punto de contacto. 

 

Los buenos jugadores usan la entrada en calor para prepararse mental y físicamente. 

Antes de un torneo, la mayoría de los jugadores están nerviosos y tienden a llenar sus mentes con pensamientos e ideas que producen ansiedad: 

 

“¿Qué tan bueno es el rival que me tocó?”, “debería ganar este partido”, “no se ve complicado el partido”, etc. 

 

Enfocarse únicamente en la pelota de tenis te ayudará a mantener la mente en la tarea en cuestión y establecerá una buena base mental para la competencia.

 

2) No te derrotes a ti mismo. Si pierdes, asegúrate de que sea el oponente el que te haya derrotado. 

 

Las dos reglas más importantes en el tenis son: golpear la pelota para que pase por encima de la red y golpear la pelota dentro de las líneas. 

 

Es sorprendente ver con qué facilidad las personas olvidan estas simples reglas. Muchas veces los jugadores están tan concentrados en tratar de vencer al oponente con grandes tiros que se olvidan de meter la pelota en la cancha con consistencia.

 

Cuando finaliza el partido, el rival no tuvo que hacer nada para ganar, excepto agacharse varias veces para evitar los "misiles" que le pasaban cerca en dirección a la reja. Antes de tratar de vencer al oponente con tiros ganadores, ponlo a prueba golpeando a un ritmo sólido, seguro y consistente. En otras palabras, empieza por jugar tu juego, y ajusta si es necesario.

 

3) Establece una base sólida al comienzo del partido.

 

Al comenzar el partido, concéntrate en los siguientes aspectos: Devuelve el servicio con consistencia apuntando hacia el centro de la cancha. Saca con efecto para meter un alto porcentaje de primeros servicios. Juega sobre todo tiros neutrales cruzados para obtener ritmo y descubrir lo que el oponente puede y no puede hacer.

 

Al inicio de un partido, ambos jugadores están nerviosos, por lo que las posibilidades de fallar son mayores tanto para uno como para el otro lado. 

 

Jugar conservadoramente al inicio te permitirá relajarte y poner a prueba al rival. Si estás nervioso e intentas jugar demasiado bien desde el principio, es probable que cometas errores y te pongas aún más nervioso. 

 

Por otro lado, si haces que el adversario juegue al principio, siempre puedes jugar de manera más agresiva si es necesario, una vez que te relajes. Es sorprendente cuántos partidos se pueden ganar cuando uno permite que el oponente cometa errores.

 

4) Mantén sus disparos profundos y asegúrate de no fallar en la red.

 Un error muy común es apuntar muy cerca de la red, especialmente cuando se golpea fuerte o se ataca, causando muchos errores. Los jugadores experimentados, por otro lado, juegan alto sobre la red y usan el efecto de topspin para mantener la pelota en la cancha sin importar lo fuerte que golpeen. Una buena estrategia, en general, es apuntar al menos tres pies, unos 90 centímetros, sobre la red en cada golpe de fondo. No solo reducirás los errores, sino que también las bolas serán más efectivas al aterrizar más profundo en la cancha.

 

5) Utiliza tus mejores tiros.

 

 Una vez que establezcas una base sólida, intenta imponer tu estilo y patrón de juego al oponente. La primera estrategia siempre debe ser sentirte cómodo en la cancha jugando principalmente los tiros que te gustan. Así ganarás confianza y forzarás al rival a jugar en tus términos y condiciones. Es difícil ser un maestro en todos los oficios. Cada jugador tiene ciertos golpes y patrones de juego que más le favorecen. Construye tu juego alrededor de estas fortalezas y ajústalo ligeramente de acuerdo con el patrón de juego del adversario.

 

Por ejemplo, si te gusta ir a la red, juega el partido de esa manera, pero ajusta los tiros de aproximación según las fortalezas y debilidades del rival. 

 

Nunca verás a Nadal, el maestro del tenis en cancha de arcilla, convertirse en un jugador de red en Wimbledon. Puede servir y volear un poco más que en cancha lenta y atacar la red un poco más, pero se mantendrá fiel a sus patrones básicos y a su estilo de juego.

 

6) Encuentra las debilidades y patrones de juego del rival.

 

 Busca lo que el adversario puede y no puede hacer. Juega hacia las debilidades del oponente. Además, presta atención a sus patrones comunes de juego. Asegúrese de estar al tanto de esos patrones, especialmente durante los puntos importantes. Por ejemplo, si el servicio favorito del rival es abierto, asegúrate de leerlo, incluso pararte un poco más cerca de ese lado para cubrir su mejor servicio más fácilmente y forzarlo a probar un saque diferente.

 

Alguna vez escuché al otrora campeón de Wimbledon, Stan Smith, hablar sobre esto, y lo explicaba a su manera: 

 

“Durante el partido uno hace una lectura mental de lo que está sucediendo; ¿Cuáles son las tendencias de tu rival?, ¿qué está haciendo bien y qué puedes explotar? Luego, esperas los puntos clave para capitalizar estas tendencias. Por ejemplo, si estás jugando contra un adversario que sube mucho a la red cuando ataca. Espera a que salga un punto clave y sorpréndelo con un globo. Aquella pelotita podría decidir el partido.”

 

Please reload

Featured Posts
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • YouTube Classic
Search By Tags

What to do when you are not Playing Well

November 12, 2019

1/10
Please reload

Recent Posts

November 12, 2019

October 17, 2019

Please reload